¿Cómo funciona una galería de arte?

La labor del galerista es una profesión que no tiene una formación reglada o un título académico específico. Más que un trabajo es una forma de vida, al exigir un alto grado de implicación. El galerista debe estar conectado al cien por cien con la comunidad artística, debe empaparse de visitas a museos y otras galerías, leer revistas especializadas del sector, entablar relaciones con futuros clientes y conocer a los nuevos artistas que van apareciendo en el mercado.

Hay que saber diferenciar la labor que realizan las galerías, más allá de los actos festivos e inauguraciones, y apreciar todo el trabajo que hay detrás. Es una profesión muy enriquecedora, ya que la mayoría de galeristas acaban convirtiendo su pasión en su trabajo. Sin embargo, en ocasiones los gastos superan a los ingresos, por lo que hay que tener un plan económico bien establecido.

¿Por qué necesita el artista actual trabajar con una galería?

El artista del siglo XXI, necesita formar parte de los agentes del mercado del arte para poder desarrollar su carrera artística. El crítico de arte es el que acerca el mensaje de la obra al público, mientras que la galería se convierte en el primer mediador entre él y la sociedad.

¿Qué son las galerías de arte?

Las galerías son empresas culturales que se dedican a comercializar con obras de arte. El galerista realiza exposiciones, promueve y vende la obra de los artistas que representa. Su objetivo es la rentabilidad económica pero en ella hay implícitas otra serie de cuestiones. La galería vende un producto único que se valora emocional y económicamente por su condición artística.

La galería es uno de los agentes más dinámicos del mercado del arte por lo que su papel es fundamental. Es el primer filtro que pasan los artistas para entrar en el mercado.

Actualmente hay miles de galerías por todo el mundo. Al tratarse de un trabajo poco regulado es un sector de muy difícil acceso.

La galería de arte obtiene ingresos con la venta de las obras. Las comisiones de las ventas son variables, pero suelen ser 50% para el artista y 50% para la galería. Esta comisión puede parecer muy alta, sin embargo, el galerista es el que realiza todas las tareas en relación a la promoción del artista, y una vez pagados todos los gastos, los beneficios no son muy altos.

Tipos de galerías

Galerías internacionales

Tienen una trayectoria consolidada y reconocida mundialmente. Trabajan con artistas consagrados por lo que sus cotizaciones son muy altas. Se las considera la élite de las galerías y participan en ferias de todo el mundo. Al ser tan prestigiosas tienen acceso a coleccionistas de mayor poder adquisitivo.

Son las galerías que son capaces de crear su propia marca, que queda por encima de los artistas que representan.

Actualmente, el grupo de galerías que encabezan el mercado del arte mundial son la Gagosian, Pace, Hauser&Wirth o White Cube.

Galerías consolidadas en el ámbito nacional

Son las galerías punteras a nivel nacional. Tienen proyección internacional pero sin alcanzar la élite del sector artístico. Tienen un grupo importante de coleccionistas y trabajan con museos e instituciones. Son muy reconocidas a nivel nacional y también pueden participar en ferias internacionales.

Galerías consolidadas de ámbito local

Son galerías con un recorrido pero que aún no han conseguido posicionarse. Sus artistas tienen menor trayectoria y son menos conocidos. Suelen ser artistas emergentes o de media carrera, aunque no por ello sus ventas son menores. Tienen un alcance más local y participan sobretodo en ferias nacionales.

Galerías emergentes

Se trata de las galerías de reciente creación. Trabajan sobretodo con artistas jóvenes.

Otro tipo de galerías

Existen otros tipos de galerías que comercian con un producto más local, convencional y decorativo, relacionado a veces con la artesanía. No están homologadas por el sector del arte contemporáneo ya que por ejemplo, la figura del galerista es distinta y no representan a una plantilla de artistas como tal.

Nuevos modelos

Los modelos expuestos hasta ahora responden a un tipo de negocio: la venta de obras de arte en un espacio físico abierto al público. Sin embargo, hay otros modelos. Existen espacios “híbridos” que se encuentran a medio camino entre ser una institución sin ánimo de lucro y un establecimiento comercial. Priorizan las prácticas curatoriales por lo que se asemejan a centros de arte.

Otro modelo son las galerías pop-up. Galerías que no tienen un espacio físico y que solo abren en determinados momentos del año y en diferentes localizaciones. Es una práctica que las galerías más importantes han llevado a cabo en ciudades en las que no tienen sede pero sí clientes.

La ventaja de este modelo es puramente económica, al no tener que invertir en adquirir un espacio con una programación anual, por lo que le da mayor libertad al galerista.

¿Cómo se realiza la selección de artistas?

La elección de los artistas suele responder al criterio personal del galerista. Descubrir a los artistas y trabajar junto a ellos en todo el proceso creativo es la parte más atractiva de este trabajo.

Búsqueda de artistas

Existen muchas formas de buscar nuevos artistas, sin embargo, las más idóneas suelen ser:

  • Visitar exposiciones
  • Estar atento a las nuevas propuestas que llegan a la galería
  • Recomendaciones de otros galeristas
  • Visitar estudios de artistas
  • Colaborando con otras galerías

Lo normal es que una galería tenga una plantilla de 15 artistas, aunque varía según el tipo de galería. La selección suele abarcar distintas generaciones. Los artistas emergentes son más difíciles de vender y sus precios son más bajos, por lo que las galerías buscan un equilibrio entre artistas más jóvenes y otros más consolidados en el mercado.

Para conseguir que un artista trabaje con una galería, el papel del galerista toma el papel protagonista. El galerista debe saber venderse a uno mismo y a su galería. Debe tratar a los artistas con mucha seriedad, ya que suelen hablar entre ellos antes de empezar a trabajar con alguien nuevo. Por lo tanto, la reputación del galerista tiene un papel importantísimo.

Colaboraciones/representación

Hay dos formas de trabajar con artistas, colaborando con ellos o representándolos.

La colaboración es el trabajo que se realiza con un artista ocasionalmente. No pertenecen a tu galería y puede que ya tenga una galería representante. Colaborar permite conocer cómo trabaja el artista y si “conecta” bien con la forma de trabajar del galerista. Por lo general, se colabora con un artista invitándolo a participar en una exposición colectiva.

La representación de un artista es cuando ya forma parte de tu plantilla. Se trata de un proceso de medio a largo plazo, ya que el objetivo de la galería es posicionar a sus artistas en el mercado y hacer volar su carrera. Por esto las relaciones suelen ser largas hasta conseguir los resultados deseados. El compromiso con el artista está muy bien visto en la comunidad artística. Que un galerista apueste, defienda y transmita un mensaje positivo de sus artistas, aporta confianza al coleccionista.

Servicios de la galería con el artista

La galería presta toda una serie de servicios al artista que representa. Cuantos más servicios, más atractivo es para el artista trabajar con ella. Los servicios básicos son:

  • Realizar exposiciones anuales
  • Vender la obra a través de la galería
  • Participar en ferias
  • Promocionar al artista en todos los medios posibles
  • Realizar un inventario de la obra del artista
  • Embalajes y transporte
  • Fotografías

Contrato con el artista

La mayoría de los contratos con artistas no son por escrito, sin embargo, a día de hoy lo más recomendable es fijar un acuerdo con todas las concreciones. Estos acuerdos, ya sean verbales o por escrito deben incluir:

  • El tipo de relación que se tiene (colaboración o representación)
  • El plazo (definido o indefinido)
  • El ámbito de actuación (local, nacional o internacional)
  • Los porcentajes, precios, descuentos y formas de pago
  • La obra en depósito
  • Los seguros
  • El transporte y los embalajes
  • Las exposiciones que van a llevarse a cabo y las ferias a las que se va a asistir
  • La promoción que se hará del artista y el trabajo con las webs y redes sociales
  • Las publicaciones y cesión de derechos de autor

El archivo del artista

Cuando un artista empieza a trabajar con una galería, se realiza lo que se conoce como el archivo del artista. Este archivo se compone de:

  • Imágenes de alta y baja resolución de toda su obra
  • Imágenes o vídeos de las obras en otras exposiciones
  • Notas de prensa
  • Tarjetas de invitación
  • Dosier de prensa del artista: con información complementaria a la nota de prensa
  • Catálogos y cualquier publicación en la que aparece
  • Currículum y biografía

¿Cómo se fijan los precios?

Una de las preguntas que más se repite cuando no se conoce el funcionamiento del mercado del arte es: ¿cómo se fijan los precios en una galería?

En primer lugar, debemos saber que los precios los fijan conjuntamente el artista y la galería, aunque a veces recae solo sobre el artista. Sin embargo, el precio siempre irá condicionado por toda una serie de factores:

La trayectoria del artista

Esto depende de la fase en la que se encuentre la carrera del artista. Existen tres fases:

  • Fase inicial: aquí podemos encontrar a los artistas emergentes, lo más jóvenes que están iniciando su carrera en el mercado artístico. Existen muchos artistas en fase inicial por lo que sus precios serán más bajos.
  • Fase intermedia: son artistas de media carrera. Suelen trabajar con una galería principal. Los precios van subiendo a medida que aumenta su demanda.
  • Fase avanzada: son los artistas consagrados, aquellos que han alcanzado mucho reconocimiento en el mundo del arte, por lo que los precios son más elevados.

Características físicas de la obra

Nos referimos a la técnica, las dimensiones o los materiales utilizados. Dentro de la obra de un artista los precios también varían dependiendo de estos factores. La pintura o la escultura siempre tendrá un precio más alto que por ejemplo, un dibujo. La dimensión de las obras también es un factor a tener en cuenta. A mayor dimensión, mayor precio, pero hasta un cierto punto. Una obra demasiado grande será más difícil de vender que una de tamaño medio.

Lo mismo ocurre con los costes de producción de la obra. Si una pieza tiene unos costes muy elevados lógicamente influye al precio de venta. Para los artistas consagrados, una forma de establecer el precio es multiplicar por tres los costes de producción.

Prestigio de la galería

Si una galería tiene una trayectoria consolidada también influye en la cotización de sus artistas, aportándoles un valor añadido. El prestigio social de la galería, en muchas ocasiones, aporta una gran seguridad en la compra, ofreciendo garantías a la inversión que realizan los coleccionistas.

La oferta y demanda

Si sube la demanda de la obra de un artista, el precio también subirá, al existir un producción limitada.

Programación de una galería

La programación es el conjunto de exposiciones que van a realizarse a lo largo del año. Las galerías suelen tener una línea de galería, que suele marcar el galerista. En base a esa línea escoge a sus artistas, centrándose así en un nicho de mercado.

Por normal general, se programan hasta tres temporadas. Si una galería representa a 15 artistas, y realiza de 4 a 7 exposiciones anuales, ya tendría cubiertas las tres temporadas. Se deja un margen de 1-2 exposiciones para nuevas incorporaciones o colaboraciones.

Para llevar a cabo la programación anual deben tenerse en cuenta toda una serie de factores:

  • El número de exposiciones que vamos a realizar
  • Las ferias a las que queremos asistir
  • El total de artistas que vamos a exponer ese año
  • Cuáles serán las estrategias de promoción
  • Los factores económicos

La exposición: etapas del proceso

Preparativos

Producción de la obra

Por norma general es únicamente el artista el que se encarga de producir las obras. El galerista, por su parte, se encarga de seguir todo el proceso creativo realizando visitas al estudio.

Selección de la obra

El artista es libre de crear lo que quiera. Pero en el momento de escoger, la galería puede decir qué piezas encajan mejor en su espacio y sus clientes. Con la selección de la obra se busca escoger las obras más adecuadas para la exposición.

Diseño del espacio

Las exposiciones, en la mayoría de los casos, suelen requerir de una adecuación del espacio. No es lo mismo exponer obra bidimensional, videoarte o pintura, por lo que debe establecerse un criterio curatorial para presentar las piezas de la mejor forma posible.

Viaje y estancia del artista

Si el artista al que representa la galería no vive en la misma ciudad, la galería debe asumir el coste del viaje y su estancia, ya que es necesario que el artista esté presente el día de la inauguración.

Si se trata de un artista extranjero, pueden pedirse ayudas a la embajada del país. Suelen ser bastante receptivas al aparecer luego como colaboradoras.

Entrada de las obras

Para llevar a cabo un correcto registro de las obras que entran en la galería, se debe trabajar con las hojas de entrada y salida. Cuando la obra llega a la galería deben seguirse toda una serie de pasos:

  1. Inspeccionar la obra por si ha sufrido algún daño durante el trayecto
  2. Realizar fotografías
  3. Cuidar el desembalaje
  4. Inventariar la obra y asignarle un código de referencia
  5. Firmar el acuerdo de consignación con el artista

Actos de comunicación previos a la inauguración

La inauguración de una exposición en una galería es un evento que debe anunciarse en los diferentes medios de comunicación para así atraer a un mayor número de público. Los principales medios de comunicación son:

Envío de invitaciones

Es la principal forma de comunicación de la exposición, al enviarse a la base de datos completa con la que trabaja la galería. El objetivo es informar sobre la exposición que va a tener lugar e invitar a visitarla. La invitación puede ser en formato postal o digital. Las invitaciones las realiza la galería, escogiendo la imagen, el texto y el diseño de la misma. Deben ser lo más claras y sencillas posibles. Suelen enviarse una semana antes de la inauguración.

Nota de prensa

La nota de prensa es el documento que se envía a críticos y periódicos para informarles de la próxima exposición, con el objetivo de que lo publiquen en sus medios de comunicación.

Dossier de prensa

Es el documento que complementa a la nota de prensa. Presenta más información sobre el artista, ya que incluye imágenes de sus obras, fichas técnicas, el currículum y la biografía del artista, y textos de la exposición.

Catálogo digital

La realización de un catálogo digital supone un gran avance en cuanto a la promoción de un artista. Reemplaza al catálogo impreso y puede enviarse a un público mucho más amplio. Es parecido al dossier de prensa pero incluyendo mucha más información e imágenes.

Newsletter

Se trata de un boletín de noticias que se envía a aquellos que se han dado de alta en ella. Su objetivo es informar sobre las actividades que van a llevarse a cabo en la galería. Se pueden enviar las noticias según se vayan generando o agruparlas y enviarlas mensualmente.

El espacio virtual: redes sociales y venta online

Webs y redes sociales

En los últimos años, el mercado ha ido incorporándose al mundo digital. El público visita galerías y exposiciones promovidos por la información que han consultado con anterioridad en sus páginas web, por lo que la presencia en la red se ha convertido en un recurso indispensable para galerías y museos.

En el caso de las galerías, es una herramienta muy útil para promocionarse, complementándose a la perfección con el resto de estrategias utilizadas.

Las páginas webs y las redes sociales son las cartas de presentación de la actualidad. Las galerías deben disponer de un espacio web en el que mostrar todo el trabajo hecho y por hacer. Una buena estrategia online debe incluir: una web funcional y un buen uso de las redes sociales.

Venta online

Disponer de una buena plataforma virtual facilita la venta online. Este espacio nos ofrece la posibilidad de difundir, promocionar y vender la obra, con un coste mucho menor que una exposición en la galería o la asistencia a una feria. El hecho de poder conocer a un nuevo artista mediante un dispositivo móvil, nos acerca cada vez más al arte y crea una nueva dinámica en la experiencia artística.

Según el informe Hiscox de 2016, las ventas de arte online aumentaron un 24% en relación a los datos obtenidos dos años antes. Su crecimiento es notable pero todavía no se tiene claro cuál será el modelo de venta online que acabe controlando el mercado.

Por otro lado, los clientes y sus motivaciones también han cambiado. La pasión por el arte suele ser el ingrediente principal, sin embargo, cada vez se tiene más en cuenta el componente de inversión y la revalorización de las obras a largo plazo.

Webgrafía

Información extraída de: Díaz Amunárriz, C., La gestión de las galerías de arte. Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Disponible online [https://www.aecid.es/Centro-Documentacion/Documentos/Publicaciones%20AECID/La%20gesti%C3%B3n%20de%20las%20galer%C3%ADas%20de%20arte.pdf]

1 comentario en «¿Cómo funciona una galería de arte?»

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad