Estudio de mercado: La gata rosa de Anglada Camarasa

La gata rosa (1908), de Hermenegildo Anglada Camarasa, considerada una de las obras maestras del artista, forma parte de la serie de retratos femeninos que tanto apasionó al pintor. Referente del modernismo catalán, su pintura evolucionó con sus viajes, adoptando a lo largo de su vida un estilo propio. El artista es un amante del efecto cromático y las siluetas difuminadas, caracterizando su obra con una pincelada suelta.

La pieza ha formado parte de exposiciones realizadas por todo el mundo, desde Buenos Aires, Chicago, Liverpool y Barcelona, al mismo tiempo que ha sido tema de estudio en múltiples publicaciones a nivel internacional. 

¿Qué afecta en el precio?

El sector de pintura antigua es víctima de toda una serie de complicaciones a la hora de valorar o tasar las obras. Esto se debe a múltiples factores, entre ellos, los distintos mercados que aparecen en un mismo sector y la variabilidad de precios. La tasación debe seguir toda una serie de pautas para poder llegar a una correcta estimación y por consiguiente a su venta.

En primer lugar, la autoría o reconocimiento del autor aumenta considerablemente la valoración de la obra, sin embargo, también debe tenerse en cuenta la temática, la técnica, el estado de conservación de la pieza, las dimensiones y otros factores subjetivos, tales como por ejemplo el prestigio social ligado a la obra. 

Durante las crisis, los precios suelen dispararse y las ventas disminuir. Sin embargo, los grandes coleccionistas suelen apostar por obras más antiguas, al conocerse ya en el mercado del arte y tener un reconocido prestigio. Adquirir pintura antigua les aporta seguridad en la compra ya que son conscientes de que no se devaluarán con el paso del tiempo.

Agentes externos

El mercado del arte está supeditado a toda una serie de agentes externos. Un ejemplo de ello es la crisis que azotó nuestro país en 2008. Este hecho, fue uno de los factores que afectó a la compra de pintura antigua en España. Las ventas de pintura descendieron pero los precios subieron. Los coleccionistas prefirieron adquirir piezas de arte contemporáneo, más asequibles en el mercado, que invertir en los lotes de pintura de finales del XIX y principios del XX, por lo que estas quedaron sin vender.

Histórico de ventas

El método de venta mayormente utilizado en este tipo de obras, y casi con exclusividad, es la subasta. Por ello, he realizado una investigación de las subastas por las que pasó la obra desde 2003.

Sotheby’s subastó la pieza en Londres en el año 2003. Su estimación estaba entre los 215.000290.000 €, sin embargo alcanzó casi el millón, vendiéndose por 845.000 € a un coleccionista privado. 

En 2006, una de las obras de Anglada, El casino de París realizada en 1900, fue subastada por Christie’s, con una estimación de 250.000 – 350.000 €. La obra alcanzó el récord de una obra vendida en España, casi 3 millones de euros. Una vez más, fue adquirida por un coleccionista privado. 

Tras esa venta, en 2008, Christie’s subastó la obra que se considera más representativa del artista, La gata rosa, esta vez con una estimación de 1,5 millones – 2,5 millones €. La pieza se consideró “no vendida” en la subasta. Media hora después de su finalización, la obra fue adquirida por un anónimo por el precio de 1,3 millones, cantidad inferior a la estimación. Es necesario destacar, que en la misma subasta, todas las piezas de arte contemporáneo fueron vendidas, mientras que los lotes de artistas españoles apenas se vendieron. 

En 2018, volvió a subastarse en Christie’s, está vez en París, con una estimación inferior a la que tuvo 10 años atrás, entre 600.000 – 800.000 €, y fue finalmente vendida por 700.000 €. 

Podríamos afirmar que la estimación dada en subasta en el año 2008 se vio influenciada por dos factores. El primero de ellos fue la venta en subasta por casi 3 millones de euros de la obra El Casino de París en 2006, muy por encima de la estimación que se le había dado. A lo que también podemos añadir la subasta de 2003, donde la estimación también falló. El segundo factor fue la crisis económica que azotó España en 2008. Por un lado, el precio subió, dado el resultado de la subasta en 2006 y la crisis económica.

Finalmente, como ya se ha comentado, la obra se vendió en 2008 fuera de subasta por 1,3 millones de euros, aún así una cifra considerable. Sin embargo, actualmente las estimaciones y las ventas de obras tanto figurativas como de paisaje no superan los 350.000 €. 

Webgrafía

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad